California será un ‘Estado santuario’, su mayor desafío a Trump

La cruzada de Donald Trump contra las ciudades santuario tiene una primera consecuencia política: un Estado santuario. California prohibirá a partir de 2018 a todos sus cuerpos de policía locales y estatales colaborar con la policía de inmigración federal, lo que se conoce como política de santuario. La ley, aprobada este jueves por el gobernador Jerry Brown, tiene además de consecuencias prácticas un enorme simbolismo como cortafuegos de la principal obsesión del presidente, la persecución y deportación de todos los indocumentados del país.

—El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *